Buscar
  • Wilson Ospina

Así crece la industria de los drones en Colombia (segunda parte)

El pasado 7 de mayo, la Aerocivil publicó la actualización del listado de operadores de drones registrados ante la entidad. Haciendo una lectura juiciosa del documento que ya llega a 85 páginas, podemos encontrar otra serie de datos bien interesantes que nos permiten hacer un análisis de cómo está el mercado de los drones en Colombia.



Comencemos diciendo que entre abril y mayo el número de registros pasó de 688 operadores a 713; es decir que de un mes a otro se registraron 25 nuevos operadores, que representan un crecimiento del 3,63%. De seguir este ritmo, el número de empresas, personas y entidades registradas ante la Aeronáutica Civil de Colombia podría crecer en un 43,56%, frente a los que 713 que ya aparecen en el listado.


De los 25 nuevos registros, encontramos que 14 corresponden a empresas privadas, 10 son personas naturales y 1 es una organización no gubernamental internacional. Puede ser esto un indicio de que cada vez más personas naturales comienzan a legalizar sus operaciones para poder acceder a un mayor número de ofertas laborales, seguramente muchos de ellos comenzaron como aficionados y ahora ven en los drones una opción de negocio.


También pudimos evidenciar que de las 713 empresas registradas, según la reglamentación colombiana, 630 empresas están registradas como Clase B, quiere decir que son empresas, personas o entidades que usan los drones con fines de lucro o como parte de su objeto misional. 80 personas están registradas como Clase A y aunque comparativamente la cifra no es muy grande, si tiene importancia, toda vez que en esta categoría están las personas que usan los drones con fines deportivos y de entretenimiento, generando una cultura del registro que es valiosa para conocer el comportamiento del mercado, los usos y permitir que la autoridad aeronáutica pueda hacer su labor de control.


En la Clase C solamente se encuentran registrados 3 proyectos. Vale aclarar que en esta categoría se registran en Colombia los proyectos de investigación y desarrollo y que requieren permiso y/o supervisión de la Aerocivil para adelantar pruebas con los equipos. Es preocupante que no aparezca una sola universidad en el país con proyectos registrados, cuando podemos dar cuenta que en 2018, la feria CODE había podido contactar varios grupos de investigación en universidades en El Valle, Popayán, Barranquilla, Bucaramanga, Medellín y Bogotá que tenían proyectos que involucraban el uso de drones. Seguramente la pandemia también ha hecho sus estragos en este campo y las dificultades para integrar grupos de investigación dificultan la labor investigativa y de desarrollo.


De los tres proyectos podemos decir que uno de ellos está liderado por Daniel Salamanca, CEO de la compañía Nuba Aerospace, una persona que desde hace varios años ha trabajado en la implementación de los drones con fines logísticos enfocados al sector salud y hoy por hoy se constituye en uno de los investigadores que más sabe del tema en Colombia y Latinoamérica.


De PTC Academy, lamentablemente no tenemos mucha información, pero según la información consignada en el documento de la Aerocivil, trabaja por lo menos en 7 prototipos de UAS.


La otra compañía es Varón Vehicles Corporation, una empresa de ingeniería colombiana que ha tenido algún tipo de acercamiento a la NASA (desafortunadamente no conocemos mayores detalles) pero que podría sorprender al mundo con sus avances en el prototipo eVTOL o carro volador.


Foto Agrotronic 360


Finalmente, otro dato interesante que se desprende del análisis del informe es sobre la distribución del mercado de los drones en Colombia. Indiscutiblemente DJI rompe todos los records. De los 1.389 drones registrados por los operadores, 1.272 son equipos fabricados por la compañía china, es decir, en el país su cuota del mercado es del 91,57%. Las demás compañías, incluidos los fabricantes nacionales que también tienen participación, solo cuentan con un 8,43% de la cuota de mercado.


Lo más interesante es que podemos afirmar que la industria de los drones en Colombia está en plena curva ascendente y que todavía hay margen de acción para todos los actores. Las entidades públicas, como lo anotábamos en el artículo anterior, vienen incorporando los drones a diferentes tareas de gobierno. Por su parte, a nivel industrial, la agricultura y el sector energético, siguen creciendo a tasas que están por el orden del 100% anual, pero muchas otras industrias ya tienen en su agenda investigar las posibilidades para su negocio.


P.D. Estimado lector, te invito para que visites vbot.space que se constituye en el primer social marketplace de la industria drone a nivel global. La plataforma ya cuenta con 41 empresas de diferentes países proveedoras de productos, servicios y software para industria. Allí lo encontrará todo en un solo lugar.


Finalmente si su empresa requiere asesoría para implementar drones dentro de su actividad económica me puede escribir al correo wilson.ospina@yudika.com.co o al celular +573122610296

53 vistas0 comentarios