Search
  • Wilson Ospina

¿Cómo entender los drones como un ecosistema y ampliar su uso en todas las industrias en LATAM?



Para las empresas que están pensando en comprar un drone


Aunque la palabra “ecosistema”, que hemos tomado prestada de la biología pueda ser imprecisa, es quizá la que más se aproxime al sentido de lo que queremos dar a entender y es que si bien el uso de los drones se ha venido extendiendo a los diferentes sectores productivos y otros campos como el entretenimiento, la seguridad y las actividades de salvamento y rescate, las misiones que se le asignan a esta nueva herramienta solo son posibles si van acompañadas de otras herramientas que conforman un sistema completo y articulado que brinda la solución adecuada..


Un “ecosistema drone” es aquel conformado por un conjunto de elementos y personal humano entre los que podemos destacar algunos como:

Sensores


Hoy en día un drone, además de sus características de vuelo, es un portador de diferentes tipos de sensores que permiten realizar tareas, garantizan optimización de recursos, análisis de condiciones físicas como distancia, altura, contaminación, detección de obstáculos, medición climática, etc.


La industria de los sensores viene creciendo a tasas similares a las que lo hace el comercio de los drones en el mundo. La pregunta es ¿cómo lograr una mayor integración entre fabricantes de drones y los fabricantes de sensores? Esta es una pregunta importante si se tiene en cuenta la alta demanda de equipos desarrollados a la medida de los consumidores.


Cámaras


El consumidor de drones con fines de entretenimiento solo tiene en su mente las cámaras convencionales de video y fotografía, pero si hablamos de un contexto profesional, este tipo de cámaras adquieren características más robustas como los sensores, las ópticas y otros componentes que garantizan un alto nivel para producciones de gran formato.


Pero para otros campos como la seguridad, las labores de salvamento y rescate, la agricultura de precisión, la construcción y muchos otros, contar con cámaras especiales como térmicas, infrarrojas, espectrales, hiperespectrales o sistemas Lidar, es garantía de un óptimo resultado. Es la posibilidad de ver lo invisible al ojo humano y con el alcance que brinda un drone, logrando acceso desde ángulos poco imaginados.


Desde luego, así como con las cámaras de video, con las cámaras especializadas existen categorías que determinan mejores prestaciones y, desde luego, diferencia en los precios. Desafortunadamente en Latinoamérica, si bien el acceso a grandes marcas de drones es cada vez más amplio, las marcas de equipos especializados como FLIR o LIDAR, no tienen tan amplia presencia en la región y el emparejamiento de estos equipos con los drones no es tan frecuente como lo desearían muchos usuarios.




Software


En materia de software el asunto es bien complejo. Por un lado están las posibilidades y limitaciones con que cuenta el software original de arquitectura cerrada para la operación del drone. Pero adicionalmente, lograr un sinnúmero de tareas especializadas en articulación con los sensores y las cámaras solo es posible mediante el uso de un software complementario y que sea adecuado a la tarea o tareas, el cual no siempre es accesible a un bajo costo.


También existen alternativas de software de arquitectura abierta y disponible para los usuarios con todas sus posibilidades y limitaciones. La importancia de esta herramienta es que en articulación con los otros equipos, particularmente los sensores, es lo que permite el desarrollo de aprendizajes autónomos o inteligencia artificial (AI).


Pilotos o centros remotos de control


Dentro del ecosistema drone el factor humano también cuenta y tiene sus características de acuerdo a los objetivos que se pretenden lograr y su complejidad. Muchas veces no basta con un piloto capacitado y certificado. En algunas ocasiones es necesario hablar de trabajo en equipo, pues además del piloto se requieren operadores con gran experiencia para los equipos complementarios como las cámaras y el software.

En algunos casos, la complejidad de la misión requiere Centros Remotos de Control que operan el sistema con la ayuda de equipos y comandos completamente autónomos, donde la intervención del operador es mínima o inexistente.


Equipos complementarios


Computadoras, visores, ganchos, soportes, controladores, arneses, vehículos, radios, etc., son equipos que también son necesarios y deben ser tenidos en cuenta, además de permisos, licencias y seguros. Como se puede ver, ese conjunto de todos los elementos directos e indirectos conforman lo que podemos denominar un ecosistema completo, que garantiza un correcto desempeño para la consecución de los objetivos o tareas que se quieren lograr.


Es importante que las empresas que quieren incorporar el uso de drones para mejorar la productividad o minimizar riesgos, entiendan que no basta con adquirir el equipo. Pensar en todo el ecosistema puede ser la diferencia para evaluar si lo mejor es comprar o buscar un buen prestador del servicio.


P.D. Estimado lector, lo invito para que revise la página web de nuestra feria CODE www.colombiadronexpo.co

0 views
Colombia Dron Expo

es organizado por YDK comunicaciones

Mantente actualizado!

Al suscribirte estas aceptando nuestros términos de uso de datos personales.

© 2019 por CODE Colombia Dron Expo. Hecho por Duink Studio |  Términos de uso de datos personales.